REVISTAS - RECITO DE PAZ

Vaya al Contenido

Menu Principal:

REVISTAS

PRESENTACIONES

Viéndose objeto de presentación, no debe enunciar sus títulos y lances autobiográficos; pero si usted presenta a alguien es justo que mencione su valor sin afectación. Ante algún comentario desairado contra los ausentes, no olvide el impositivo del respeto y de la generosidad para con ellos. Nunca es imposible algo de bueno en alguien o en alguna situación para el comentario constructivo. Cualquier criatura que se encuentre necesitada de pedirle un favor es una prueba para su capacidad de entendimiento y para sus dotes de educación. Un mendigo es un compañero en el camino a quien tal vez mañana tengamos que solicitarle apoyo fraterno. El niño sin protección que encontramos en la calle no es motivo para revuelta o exasperación y sí una apelación para que trabajemos con más amor por la edificación de un mundo mejor. No adelanta reprender al hermano embriagado, una vez que él, por sí mismo, ya se sabe enfermo y menos feliz.  Toda vez que usted destaque el mal, aunque inconscientemente, está procurando arrasar el bien. No critique, auxilie. Para cualquier especie de sufrimiento es posible dar migajas de alivio o de amparo, aun cuando semejante migaja no pase de sonrisa de simpatía y comprensión.

PENSAMIENTOS



La paciencia es la virtud que te auxiliara en la conquista de los bienes del cuerpo, del alma y de la sociedad. Ella enseña la técnica de cómo se debe aguardar, cuando no se puede tener inmediatamente lo que se desea. Jamás te irrites. La paciencia te auxiliará a vencer todo.




Trata de no leer cosas desagradables y tristes, escándalos y desastres. Lee y piensa solamente en lo que es bueno y puro, hermoso y verdadero. Di a ti mismo que éstos son los únicos estados dignos de Dios y de los hombres. No converses sobre tus enfermedades, dificultades o pobreza. Cuanto más hables de eso más se agravará. Habla de salud y de abundancia y vive con optimismo y alegría. 


Regreso al contenido | Regreso al menu principal